Asociación para el Desarrollo Eco-Sostenible

Proyecto Pequeñas Donaciones

Programa de Pequeñas Donaciones (PPD)- PNUD

Año: 2010

Periodo: 12 meses

Localidad: comarca La Consulta (Villanueva) y El Caimito (Somotillo)

Departamento: Chinandega.

Resumen descriptivo del proyecto

El proyecto Manejo de la Repoblación forestal a través de la regeneración natural del bosque y construcción de obras de conservación de suelo y agua en Chinandega Norte. “Sostenibilidad Ambiental”, es una iniciativa que pretende dar respuesta a problemas ambientales y productivos que afectan a pobladores y pobladoras en las comarcas La Consulta en el Municipio de Villanueva y El Caimito en el Municipio de Somotillo.

El deterioro del ambiente y desertificación en la zona se agudiza por causa del aumento de la población y la creciente demanda de recursos económicos basados en técnicas de explotación de la tierra de manera tradicional (quema, tala del bosque, monocultivo, uso de agroquímicos como herbicidas no selectivos), actividad que afecta las áreas de bosque de la zona, quedando los suelos desprotegidos una vez que son usados por un periodo de uno o tres años para la producción de granos básicos (maíz, sorgo y fríjol) así como pérdida de biodiversidad y la salud de las familias, de aquí la necesidad de que las/os beneficiarios/as hagan uso de medidas de sensibilización, conservación, protección de los recursos naturales que faciliten la adaptación al cambio climático.

El área a intervenir presenta un marcado deterioro ecológico, causado por la deforestación con el propósito de ampliar espacio o superficie de tierra para la producción agrícola y pecuaria de forma extensiva. En las fincas y en particular en el cerro “Pacaira” ubicado en la Comarca la Consulta contiguo a San Miguelito todavía se conservan pequeñas áreas boscosas de diversas especies nativas de la zona con tendencias a su extinción, porque están sometidos a la presión del avance de la frontera agrícola.

La deforestación, quema y uso de prácticas agrícolas inadecuadas facilitan la erosión intensiva de los suelos, reducción de acuíferos (áreas de recarga), fuentes de agua para consumo humano y animal, deterioro generalizado de la biodiversidad, ecosistemas naturales, este deterioro ambiental ha contribuido a desmejorar la calidad de vida y a poner en riesgo la soberanía y seguridad alimentaria de la población de las dos comunidades ubicadas en la cuenca Río Negro con impacto directo en la parte baja de la zona de humedales del Golfo de Fonseca.

El proyecto tiene como objetivo principal contribuir a mejorar el medioambiente frenando el proceso de desertificación y pérdida del recurso forestal a través de la creación de alternativas viables que permitan disminuir la presión hacia los recursos naturales existentes en las áreas cercanas a la ribera del Río Negro como respuesta a la adaptación al cambio climático.

Para cumplir con el objetivo se realizarán diversas actividades encaminadas a la conservación de la flora y fauna de la zona implementando acciones como la construcción de obras de conservación de suelo y agua (40,000 metros de obras de conservación, 20 reservorios para almacenamiento de agua (pilas de ladrillo, bloque y cemento), cercado de 50 hectáreas de bosque provenientes de la regeneración natural, formación técnica y transferencia de tecnología, estas acciones, más el compromiso adquirido por los/as beneficiarios/as a través de las capacitaciones, (talleres, días de campo para la recolección de semillas, viveros e intercambio de experiencias) desarrolladas en ambas comarcas permitirá la creación de las condiciones favorables para que las áreas de bosque se recuperen y puedan aprovecharse de múltiples maneras inclusive desde el punto de vista eco turístico dada su cercanía al Cerro La Pacaira y Río Negro que constituye una importante fuente de agua para la sobrevivencia de la población y sus actividades económicas.

La zona donde se implementará el proyecto está compuesta por arbustos (plantas espinosas, bejucos producto del desplazamiento de plantas oriundas) y por árboles dispersos (bosque ralo), tales como robles, laureles, madero negro, quebracho, jenízaro, guanacaste blanco, guanacaste negro, etc. Estas especies últimas constituyen un fuerte potencial para el desarrollo de la regeneración natural, considerando los resultados encontrados en visitas de reconocimiento de posibles áreas a ser protegidas en las cuales se constató la existencia de árboles adultos y jóvenes generadores de semillas base para la regeneración natural del bosque.

Estas áreas de bosque ralo según los miembros de las comunidades, fueron talados debido al establecimiento de áreas agrícolas, ganaderas, extracción de leña, madera con fines comerciales y en ciertos casos para la construcción de viviendas dentro y fuera del municipio.

Para proteger el bosque existente con fines de conservación permanente se fomentara el apoyo a productores/as que promueven la regeneración natural del bosque, una manera de promover la protección y conservación de especies forestales criollas que tienen grandes posibilidades para conservarse contribuyendo al mantenimiento y mejoramiento del recurso hídrico de la cuenca del Río Negro, de los ecosistemas naturales y la biodiversidad (flora y fauna).

En el proceso de consulta con los/as miembros de las comarcas consideraron importante integrar la participación de las mujeres en igualdad de condiciones es decir que los hombres y mujeres serán parte de cada una de las actividades propuestas para ejecutarse durante el proyecto, en las que se promoverán cambios en las relaciones de género y poder de decisión, este último está centralizado en los varones razón por la cual se propone desarrollar procesos de capacitación y sensibilización (masculinidad) que faciliten el empoderamiento de las mujeres e ir eliminando los paradigmas de división de roles establecido por la sociedad.