Asociación para el Desarrollo Eco-Sostenible

Quiénes somos

ADEES es un Organismo no Gubernamental sin fines de lucro que capitaliza el apoyo ofrecido por organismos de cooperación como Solidaridad Internacional en función del desarrollo económico sostenible en las comarcas y municipios del norte de Chinandega. Fue reconocido legalmente en la edición del Diario Oficial de la República LA GACETA, con fecha del jueves primero de marzo del año 2007, en la página 1350 del mismo donde se plantean legalmente los estatutos y asociados para la organización.

Superó su primera fase de vida o nacimiento como ONG con un balance global muy positivo. Durante esta fase constituyente o inicial fueron solventados importantes temas entre los cuales está:

  • su definición básica
  • dar forma jurídica como Asociación a su actividad
  • organizarse operativamente
  • desarrollar proyectos de desarrollo comunitario

Las actividades antes citadas son hitos básicos de una gran importancia que confirman la viabilidad social y económica de ADEES en el norte de Chinandega. Pero es más, durante esta fase inicial que ha venido marcada por el entusiasmo y la profesionalidad, se ha superado un proceso de aprendizaje, de conocimiento del mundo de la colaboración al desarrollo, de experiencias, de búsqueda de soluciones, que ha dotado a sus participantes de un sentido más claro de su identidad, de lo que se quiere ser como organización.

El personal, además de su experiencia, posee un amplio conocimiento de la realidad socioeconómica y cultural de la zona. Los miembros de ADEES son técnicos y profesionales con más de 8 años de experiencia en la ejecución de proyectos de desarrollo lo que garantiza el éxito de las intervenciones por su calidad técnica.

Es importante recalcar que en numerosos países en desarrollo como el nuestro se constata que los esfuerzos integrados para alcanzar el desarrollo de las regiones más afectadas solo es posible con el esfuerzo y la cooperación de agentes tanto externos como internos. El desafío social que conlleva a enfrentar la pobreza y mejorar la calidad de vida es parte de nuestra lucha como organismo, y este desafío lo hemos asumido con ímpetu y sumo positivismo.